Si en el sueño asistes a tu boda pero no existe novio o novia, sino dos personas con las cuales al parecer vas a casarte, significa que tus dudas en algún aspecto son claramente manifiestas. Cuando sueña con el matrimonio una persona muy joven quiere decir que aspira a alcanzar la tranquilidad que da la madurez y que espera conseguirlo por medio del conocimiento y el equilibrio. Cuando estamos en la etapa media nos anuncia la madurez. En el terreno de los negocios nos da satisfacciones y seguridad, con grandes beneficios económicos.

Si sueñas con la propia boda significa el deseo de unificar criterios, de obtener concesiones o alianzas profesionales o de encontrar aliados que respalden tus proyectos. También indica la búsqueda de la armonía interior, de la comunicación con el yo interno. Se trata de un compromiso no sólo con la persona amada, sino también con la sociedad. El alma añora la paz y la felicidad en relación con una situación determinada del pasado.